MODERNA BUENOS AIRES

Hospital Naval Cirujano Mayor Dr. Pedro Mallo

1970

Salud

AUTORES

UBICACIÓN

Av. Patricias Argentinas 351

Caballito

ver en Google Maps Ubicación en Google Maps

MEMORIA

El actual edificio del Hospital Naval, proyectado en 1970 por los arquitectos Testa, Lacarra y Genoud, es una construcción que encuadra dentro de la corriente brutalista y forma parte de la impronta personal de Clorindo Testa. Ocupa una manzana completa de formato trapezoidal, sobre la Avenida Patricias Argentinas, entre las calles Machado y Franklin.

Sin duda la apariencia formal del hospital recuerda a un barco de guerra. Las ventanas del edificio son redondas, como los ojos de buey de las naves, y el tanque de agua que abastece al establecimiento en la azotea, se parece a la torre de control de un navío. 

Clorindo Testa hacía maquetas de barcos desde muy joven.

Sobre ambos laterales, escaleras de emergencia en caracol sobre robustas estructuras de hormigón armado visto con aberturas triangulares, elementos que aparece de forma casi obsesiva en las obras del arquitecto Testa, desde la Biblioteca Nacional hasta el Banco de Londres de Buenos Aires.

En la planta baja, a nivel de la calle, se encuentra una playa de estacionamiento, y todos los accesos al edificio: de emergencias, público ambulatorio, médicos, auxiliares, técnicos y abastecimiento. En los dos subsuelos se encuentran: servicios generales, consultorios externos y salas de radioterapia, y en el primer piso están los laboratorios y en el segundo quirófanos y terapia intensiva. Por último, los siguientes cuatro pisos están destinados a internación.

El proyecto logra una gran plasticidad de uso de las diversas plantas, para el caso de que fuera necesario el cambio de función de los distintos sectores.  Se instalaron en el mismo nivel los Quirófanos y las Salas de Parto, dando la posibilidad de utilizar ambos para un mismo uso de ser necesario, y también la posibilidad de utilizar las mismas camas para diversos servicios, siguiendo el concepto de masificación; además, la facilidad de acceso para pacientes ambulatorios, ubicando los servicios más concurridos en los niveles más cercanos a la planta baja; y la independencia de las circulaciones verticales, separando la del público  general  de la de los pacientes.

Memoria descriptiva
“El principio rector ha sido encuadrar al Hospital en un paralelípedo capaz de alojar los distintos servicios. Todos los sectores se desarrollan en la misma envolvente. Esto trae por consecuencia una gran flexibilidad para el cambio de destino. Contribuye a esa flexibilidad la existencia de un único núcleo vertical de servicios. (…). El resultado es un edificio “vivo” cuya flexibilidad le permitirá seguir la evolución de los dictados de la evolución de la ciencia médica y de la demanda de la atención intercambiando sus estructuras internas sin perder la unidad de funcionamiento.

El paciente ambulatorio tiene un fácil acceso a los servicios a que concurre, o sea Consultorios externos y Diagnóstico y Tratamiento, ubicados en los niveles inmediato superior e inferior al del ingreso en Planta Baja.”*

*Extractada de: Schere, Rolando. Concursos 1826-2006. Buenos Aires : Sociedad Central de Arquitectos, 2008.

Bibliografía

  • Schere, Rolando. Concursos 1826-2006. Buenos Aires : Sociedad Central de Arquitectos, 2008.
  • Cassina, Ricardo. Hospital Naval Central. Summa (202): 49/60. Jul. de 1984.

 

OBRAS RELACIONADAS